La irrupción y beneficios del fitness

Los últimos tiempos se han caracterizado por el concepto de Fitness. Esto se traduce en unos hábitos de vida saludables en los cuáles se engloban un tipo de dieta y una actividad física de carácter activo.

 

Sin embargo, y fuera de los que siguen este estilo de vida, son pocos quiénes realmente tienen unas mínimas nociones sobre de qué se trata. La expansión del fitness en los últimos años ha sido tan exponencial que ya no entiende de clases sociales, generándose una moda y creando un gran nicho para las empresas de productos para el gimnasio, de alimentación ecológica y de suplementación deportiva.

 

Y ya no es sólo el hacer o no ejercio o el desayunar o no avena. La forma en cómo se viste o los hábitos de socialización también son característicos de aquellos que abogan ese “lifestyle”.

 

El origen del término FITNESS

 

La palabra Fitness es de origen anglosajón y su traducción literal es “aptitud”, siendo aceptado posteriormente como “estilo de vida”. Esto ha acabado resultando como “estilo de vida saludable” tanto físico como mental.

 

El crecimiento del sector fitness en España durante el último lustro, y según los datos de IHRSA, ha sido algo realmente espectacular. En la actualidad es el segundo país europeo con el número de personas que acuden al gimnasio. Y es que, la irrupción de los centros deportivos low-cost han hecho que ya no sea un privilegio reservado sólo para unos pocos. Lo que era inicialmente una moda se ha convertido en un estilo de vida.

 

Los beneficios del fitness para la salud están en boca de profesionales, entrenadores personales y dietistas. Los últimos estudios además afirman de las bondades para cuerpo y mente de la práctica de ejercicio moderada y de unos hábitos de vida saludables. Y no sólo para la prevención de ciertas enfermedades, sino también para mejorar la calidad de vida de aquellas personas incluso con tratamientos paliativos.

Porque los metodos anticonceptivos son basicos

 

Hablar de métodos anticonceptivos es hablar de una de las maneras más cómodas de cuidar de nuestra propia salud y de nuestro propio futuro. Y es que, aunque en un principio pueda parecer que los métodos anticonceptivos solo sirven para cuidarnos en salud, lo cierto es que sirven para mucho más. De ahí que pensemos que es de vital importancia que entiendas las líneas que vienen a continuación. De ese modo tendrás muy claro lo que implica este conjunto de métodos que ha supuesto una verdadera revolución en el siglo XXI.

En primer lugar tenemos que decir que los métodos anticonceptivos sin ideales para prevenir todo tipo de enfermedades de transmisión sexual. Aunque, la verdad sea dicha, no todos los métodos anticonceptivos sirven para esto ya que serán los preservativos los que cumplen esta función. Por ejemplo, y esto es algo que es bastante evidente pero no todo el mundo lo sabe, otros métodos como la píldora diaria no sirve para esto. La píldora tiene otras funciones igualmente interesantes como las que vamos a ver a continuación.

Aunque no nos lo pueda parecer, el hecho de prevenir embarazos no deseados también es muy importante. No hay duda de que no tener una enfermedad que puede ser peligrosa en muchos casos es interesante pero, no nos engañemos hay mujeres que ver cómo sus vidas se ven arruinadas como consecuencia de no tener una buena planificación familiar. No nos podemos hacer una idea cómo de grave puede ser el hecho de tener un hijo que no solo sea no deseado sino que al mismo tiempo no se le pueda ofrecer los cuidados necesarios. Pues bien, la píldora diaria u otros métodos como el diu cumplen esta función.

Eso sí, a pesar de que los dos métodos que hemos comentado sirven tanto para prevenir enfermedades como para prevenir embarazos no deseados, lo cierto es que no tenemos que confundirlos con la píldora del día después. Sobre este fármaco podemos encontrar mucha información en pildoradeldiadespues.es aunque diremos que no se trata de un método anticonceptivo sino de un recurso, el cual, por cierto, no hay que usarlo a la ligera, del que podemos disponer ene l caso de que tengamos que evitar un posible embarazo no deseado. Eso sí, esta decisión es muy importante y tiene que tomarse con la suficiente información y con cierto asesoramiento ya que de lo contrario podemos cae en algunos errores que pueden ser fatales para la pareja.